lunes, 27 de marzo de 2017

DIBUJAR Y ESCRIBIR


Y dibujar y escribir
Como acto de rebelión
La sagrada composición
Con oficio el buen vivir
La mìstica del existir
Un premio a la creación
Influjo en la redacción
Y bocetear- transcribir
Y dibujar y escribir
Como acto de rebelión

Con la clara decisión
Yo les golpeo la mesa
No hay tiempo para tibieza
Encuéntreme la razón

Le entrego mi corazón
El verso la ligereza
Aunque también la certeza
De un rudo por convicción
El mago de la destrucción
El príncipe de la torpeza
Su servidor
Su servidooor

Y dibujar y escribir
Como una dulce condena
Un grillete sin cadena
Ayuda pa sobrevivir
Es señal para acudir
A terminar la faena

Y dibujar y escribir
Como acto de rebelión
Y dibujar y escribir
La sagrada composición
Y dibujar y escribir
Como una dulce condena

lunes, 13 de marzo de 2017

PRESENTACIÓN POEMARIO "CAJA DE CAMBIO" DE MARCELO ARCE GARÍN

A veces amigos de otras áreas me invitan a hacer experimentos, el año pasado el poeta Marcelo Arce Garín me invitó a presentar un libro suyo, y yo ni corto ni perezoso (bueno, un poco, tal vez) lo hice como una pequeña historieta que proyectè y leì en el marco del Tea Party, evento poético realizado el invierno del 2016 en Arica.











viernes, 10 de marzo de 2017

TRAILER

Concepción , Chile, 1976: La policía pinochetista me torturaba a diario. Un día llevaron al cuartel a un mendigo que todos conocíamos, le apodaban El Hombre Perro, porque contaban  aullaba a la luna, como una bestia . 

Todos sabíamos que El Hombre Perro era un pan de dios.

Hubiese sido suicida interceder, el miedo ganaba lejos. El mendigo me reconoció,  mi familia lo invitó a cenar muchas veces.

Los torturadores notaron nuestra complicidad, inmediatamente nos confrontaron en una sesión  despiadada , El hombre perro no hacía gestos de dolor, eso indignaba a los malditos; nos daban más corriente, más cigarros apagados en nuestros cuerpos.

En un chispazo de conciencia vi como mi compañero hinchaba su pecho agitadamente, las correas que lo amarraban explotaron, estiró una boca canina: dos dentelladas certeras y voló la cabeza del primer milico, una zarpa imposible apareció en lo que antes era su mano : abiertos en canal otros dos, el cuarto no resistió y cayó desmayado en medio de vísceras y sangre fresca.


Me puso en su lomo casi moribundo, los informes decían “ Jauría de lobos rusos ataca cuartel”.                            
Corrimos libertarios en medio de la noche, la Cordillera de Nahuelbuta nos esperaba.


lunes, 5 de septiembre de 2016

LLÁMAME ROSWELL

  Llámame Roswell y no me enojo que siempre fui medio marciano
  para mis cosas y miré el mar, mojándome las patas con pantalones
  arremangados / siempre hubo una mujer, atrás en la playa....
  preparando el té o simplemente esperando a que la llevara a volar
  en mi nave marciana...

   Llámame Roswell  y no me enfado que siempre anduve enotroplaneta
   y me gustaba esa cosmogonía mía /  pero no te equivoques.......
   siempre -pero siempre- tuve una rara confianza en que nuevamente
   volvería a dibujarte y hacerte un poema de esos malos que perdonabas
    de puro vanidosa

   Llámame Roswell y no me ofusco que siempre consigné la ciencia ficción
  en paralelo con la poesía / porque ambas alteran el tiempo y el espacio........
   y nos corremos adelante, o dos pasitos para atrás y esos eventos ya no nos
   pertenecen, y solo son figura metafórica / desguañangada pulcramente
   por la inquieta  pluma del autor....

    Llámame Roswell y no me enojo...



 

 

lunes, 29 de agosto de 2016

DR GUAÑANGA :SOBRE ZELIGS y otros menjunjes.-

En su película Zelig, Woody Allen expone a un personaje camaleónico que se adapta a los más variados interlocutores, y puede dialogar ,sin problemas, con las más diversas líneas de pensamiento e ideologías porque sabe bien como parapetarse en lo protocolar, en decir lo que quieren escuchar... la tésis de este clásico podría se un ejercicio anticipatorio de lo que sucede hoy en las redes sociales.
Los Zelig contemporáneos son de halago fácil, piensan desde la corrección política todo su quehacer, usan la zalamería como moneda de cambio, pues creen que, sin dudas, ellos son geniales, por lo tanto tienen todo el derecho de determinar quienes son genios o no, quienes merecen ser elogiados. y quienes el entierro permanente.
Cuando los Zeligs saltan a la gestión cultural pueden sufrir mutaciones monstruosas, y el resto padecerlos por la eternidad, si la mini pyme crece exponencialmente puede que la capacidad protocolar disminuya y se les caiga el pelmazo prepotente que siempre fueron, cuando alguien logra sacarlos de sus casillas, todo el jugo ahí exprimido alcanza ribetes épicos, ojalá tener cámara y hacer un pequeño clip, con Carmina Burana de fondo.

MI PELÍCULA INOLVIDABLE


"Primera regla de oro: Los que tienen el oro hacen las reglas"
They Live, John Carpenter